La vuelta atrás.

En la imagen aparezco yo. Estoy en sentada en una habitación blanca. Me agarro de las piernas en un intento de protegerme, estoy totalmente desnuda, no se me ve la cara, tan solo mis piernas y yo abrazándolas, estoy sola, pero eso no me importa, puede que en algún momento eso me importase, pero ya no, no hay rostro, tan solo un cuerpo desnudo hundido en él, casualmente soy yo, pero tampoco importa la persona. Solo es un cúmulo de carne intentando no derrumbarse. Mi cuerpo esta cubierto de pintura, una capa primaria de un gris, un pasado, son manos, son rayas, como si alguien las hubiera hecho pero apenas se ven, ya apenas se ven, pero están ahí, tal vez nadie las perciba pero es lo que más simboliza, las heridas de un ayer que nadie recuerda ya. Luego hay más color, uno pasional, como si hubiera intentado retomar aquello, cómo si hubiera sido buena idea, un color pasional, uno vivo, pero sé que no importa, poco importa ya, luego hay blanco intentando taparlo todo, pero sé que no es posible yo soy consciente de que nunca conseguiré taparlo. Y me sumerjo en mi porque ya nada importa.
Pero eso será lo que yo intente trasmitir, y tú solo veras un cuerpo pintando en un fondo blanco con unas cuantas líneas escritas en el pie de foto...





''Todas las veces que me tocaste, era como si te perteneciera. Era tuya y yo te dejé que pensaras eso.

Luego te marchaste sin más y me dejaste abandonada como un juguete roto. Pero yo te notaba en todo mi cuerpo y quise volver a sentir eso. Pensaba que tenía que arreglar algo en mi, que tenía algún tipo de fallo para que abandonases.

Y un día volviste sin más, y te volví a dejar creer que te pertenecía. Fue entonces cuando me miré en el espejo y vi que te engañaba. Me engañaba. Quise salir pero esta vez no quisiste abandonarme. No era tan fácil. Nada es fácil. Y yo lo supe en ese momento.''

Comentarios

  1. A veces en nuestra necesidad de sentirnos parte de algo, nos encerramos en una mentida que nos somete y nos impide saber quienes somos, hasta que un día observamos como somos y quien hay detrás de cada trozo del piel que ha sido nuestro cuerpo, que siente, miles de emociones hasta ahora ignoradas y que hablan para sentirnos seres únicos.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. lo importante es lo que tú pintes

    sin más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, estas líneas las escribí cuando pasó todo lo de Kesha, el maltrato que pareció recibir. Y es un tema que tenía ganas de comentar, reflexionar cómo llegan a sentirse las personas que sufren esos abusos.

      Eliminar
  3. Estoy con Noel… Lo importante es que sepas que tú siempre pintas bien, que tú no eres el fallo, y a partir de ahí, nada es fácil como bien dices, pero siempre vive y siente desde tu verdad, sin mentirte, porque la vida, a pesar de pesares, pinta cosas maravillosas…

    Mil Bsoss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría repetirte lo que le he dicho a Noel, pero también puedes leerlo y así es más fácil.
      Besos.

      Eliminar
  4. Wow, qué grande, Helena. Me encanta el escrito, el simbolismo y la foto. Pero sobre todo tu inmensa creatividad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sonrojas con esas palabras y me alegra muchísimo que te guste lo que hago.

      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Lo más leído

¿Egoísmo o cobardía?

A mis compañeros de vida.