Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2014

I: El comienzo

Estaba cansada, mis horas de sueño cada vez eran menos, lo notaba en cada centímetro de mi cuerpo y, aún así, siendo consciente de mi extrema necesidad de dormir más que tres horas diarias, era incapaz.    Mi cabeza iba a mil, un tornado recorría cada pensamiento, cada recuerdo y le daba otra forma, porque en mi cabeza tenía un inmenso puzzle y ninguna pieza encajaba.   Mientras intentaba dar alguna forma a mis pensamientos, miré la hora.   Las 11:00 am, he vuelto a perder el autobús. Guardé mi bloc de notas amarillo, aún sin estrenar en mi mochila sucia y vieja.

  Me levanté de aquel incómodo banco que hace media hora me había parecido buena idea sentarme y escribir algo. Mi resultado había sido penoso, ni una palabra escrita y ahora tendría que esperar una hora al siguiente autobús. No tenía ningunas ganas de quedarme una hora en Granada, no ese día.   Me dirigí hacia el Triunfo por calles llenas de estudiantes y personas con demasiada prisa según yo.   Todo parecía tan lejos y a…

¿El definitivo?

Bueno esta es la primera entrada de este blog, y si os soy sincera este no es primer el blog que creo. No sé cuantos habré hecho en un intento de querer expresar lo que siento, y creo que el fallo es que siempre he tratado de estar en el completo anonimato, y al final acaba aburriéndome. ¿Por qué? No lo sé.
  Sinceramente, espero que esta sea la primera entrada de muchas más, y poder escribir con total libertad. Me da igual quienes seáis, si me conocéis o no, ni siquiera el número. Esto es para mi, y es lo único que me va importar.
  Decir que, a petición de muchas personas de mi entorno, el objetivo principal será ir pasando una historia que estoy haciendo a este blog e iré subiéndola poco a poco, y quién sabe, a lo mejor alguno me ayuda a mejorar. Sinceramente esta historia es todo un reto para mi, ya que hace mucho que no termino una historia tan larga y me gustaría conseguirlo con éxito.    A parte, también iré subiendo reflexiones de estos días en los que nos convertimos en fi…