Problemas del primer mundo.

Vais por ahí con aires de grandeza predicando lo grandes personas que sois. Vais a salvar el mundo, decís, y tantas veces repetís eso que llega un momento en el que cansa y pasa a dejar de tener sentido para los demás y se convierte en un grito ahogado de lo mal que estáis.
Y no puedo culparos, porque yo misma estuve con la idea en la cabeza del salvar el mundo. Pero va siendo hora que veáis que el mundo no os está esperando como una especie de superhéroes para que lo salvéis. 

Nadie espera que lo salvéis.
Nadie os está esperando.
Nadie cree que seáis héroes.
No le importáis a nadie.

Os quejáis de que estamos tan agusto en nuestros sillones sin hacer nada mientras vosotros lo hacéis en vuestro propio sillón. 
Os quejáis de que haya tantas vidas que nadie salva, mientras no podéis ni solucionar vuestra vida llena de lujos.
Os quejáis por quejar.

Así que dejad de predicar al los cuatro vientos que todos somos unos insensibles por no querer hacer nada por el mundo y empezad a hacer cosas sin necesidad de que nadie lo sepa. Y si tanto os preocupa el mundo, vividlo joder, disfrutad de cada puto momento que respiráis porque os ha tocado a vosotros y no a otros.

Resumiendo, si queréis hacer algo, hacedlo y no os quejéis, que ya va siendo hora.

Comentarios

  1. normalmente quien hace algo por el prójimo no necesita difundirlo. Se siente afortunado al hacerlo

    ResponderEliminar
  2. Quien actúa desde su corazón no necesita ser mencionado, ni recibir recompensa, por que su premio es el sentirse bien consigo mismo.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo más leído

¿Egoísmo o cobardía?

A mis compañeros de vida.

La vuelta atrás.