Hay un día...

Hay un día en tu vida que es especial. Un solo día que se diferencia del resto. 

Ese día te levantas y haces lo que todos aquellos días atrás; preparas tus cosas, vas a la baño le das el play y te metes en la ducha. Ese día aparentemente normal sientes algo diferente. Tal vez sigas haciendo planes y pensando en tu vida. Piensas en tu familia y amigos... Y mientras suena una canción la cual no recuerdas su nombre el agua de la ducha cae sobre tu cuerpo. Disfrutas de esa ducha como cualquier otra, porque te gusta que el agua se mueva por tu cuerpo. 

Es un día normal como cualquier otro, pero extrañamente es diferente a todos los que has vivido. Sales de la ducha y te miras al espejo. Observas tu cuerpo desnudo y piensas que esa noche saldrías a correr. Te vistes y abandonas el cuarto de baño dejando atrás todas aquellas reflexiones silenciosas. Con tu café en mano sales por la puerta a hacer las mismas cosas de todos los días. 

Ese día, este día, haces lo mismo que cualquier otro día con la diferencia de que no es un día normal. Es diferente al resto porque es el que pondrá final a todos esos días. Es el último día.

El último día hacia la libertad, hacia lo más amado, lo más deseado. Por fin empiezas a seguir tus sueños, a ser quién verdaderamente eres. Puede que nunca recuerdes aquel día que puso fin a una etapa, tal vez fueron varios que se convirtieron en uno solo. Pero no importa porque cuando haces aquello que te hace feliz, eres feliz.

Ahora le reto a la vida a que me intente parar y créeme porque verdaderamente lo ha intentado, pero cuando eres feliz después de tanto esfuerzo solo la muerte de mi persona podría pararme y aún así sé que perduraría en aquellos recuerdos. Me he convertido en una superheroína que se auto-salva todos los días.

Y ahora te grito a ti que seas valiente y que vivas la vida como yo estoy empezando a vivirla.
¡Besa a aquella persona que te saca una sonrisa! ¡Ríete como si fuese tu única misión en el mundo! ¡Di a aquellas persona que las quieres! Y sobre todo, ¡DISFRUTA! Disfruta de cada detalle y cada conjunto, no como si fuese la última vez, sino como si fuese la única vez.

No tengas tanto miedo.

Comentarios

Lo más leído

¿Egoísmo o cobardía?

A mis compañeros de vida.

La vuelta atrás.