Todo el mundo guarda un secreto.

Quieras o no un día decidirás guardarte algo en tu interior y no contárselo a nadie. Pondrás mil piedras encima de ese secreto. Bueno o no, no querrás decirlo. Y a medida que pase el tiempo las piedras se irán acumulando una a una. Algunas piedras serán grandes y lisas, otras pequeñas y llenas de fisuras. Y eso será lo que vea la gente, piedras de todos los tamaños y colores que han ido encajando entre ellas para formar una bella imagen.

Al final olvidarás ese secreto que te atormentaba y tú también te fijarás en la bella imagen que forman las piedras sobre ti.

No estoy diciendo que este comportamiento este bien o no, simplemente digo que esto les pasa a todo el mundo. Y cuando miras a otra persona solo puedes ver esas piedras que han ido cayendo lentamente sobre ella, y a partir de estas formarás tu opinión. No nos engañemos. Nunca veremos el secreto más oculto de alguien, porque ni uno mismo sabe cuál es el suyo propio. Y aunque intentes colarte por los pequeños pasajes que hay entre cada piedra puedes quedar atrapado en algún punto, hasta yo diría que esos túneles del pasado te volverán loco. Pero sé que no lo vas a intentar, no vas a intentar entrar en las sombras de otro, al igual que no quieres entrar en las tuyas propias. Sé que lo único que quieres es seguir formando piedras y acumularlas, para seguir creando, para seguir existiendo.

Comentarios

  1. La vida esta llena de pequeños secretos que a veces es mejor guardar que explicar.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo más leído

¿Egoísmo o cobardía?

A mis compañeros de vida.

La vuelta atrás.