Cuentos para soñar #9

Después del atardecer

La noche cae. El sol duerme. La luna se despierta. Las farolas intentan iluminar la ciudad. Los obreros acuden a casa a descansar. Los borrachos al bar. Los ricos cuentan su dinero en sus mansiones calientes. El viento juega con el frío.

Pisadas. Pisadas por los tejados. Más pisadas. Silencio. Pisadas. Silencio.

El gato maúlla buscando a su amada. El perro aúlla a la Luna en una súplica imposible. El bebé llora en la noche. Los tacones caminan despreocupados.

Tejados.

Un giro de vestido.

Pisadas.

Un perfume.

Silencio.

Un robo. Joyas. Dinero. Pan. Un grito.

Tejados. Pisadas. Silencio.

Un borracho fuera del bar. Canción. Vómito. Desmayo. Ratas en las alcantarillas.

Pisadas.

El bebé vuelve a llorar. Un tacón perdido.

Tejados.

Los ricos duermen. Amanece. Cesa la oscuridad. Los pájaros cantan. El perro ladra. Los obreros vuelven al trabajo. Coches. Sirenas. Un muerto. Un robo. No hay silencio. Nadie canta. Nadie llora. Los ricos nunca despiertan.

Tanto dinero para que a la mañana siguiente no tengas vida.


Comentarios

  1. ese lugar me desarma. No hay lugar más bello donde perderse o encontrarse

    ResponderEliminar
  2. Increíble la sencillez y facilidad para mostrar los instantes. Una elipsis muy bien utilizada

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo más leído

¿Egoísmo o cobardía?

A mis compañeros de vida.

La vuelta atrás.